Thalia valora la privacidad (Excelsior)

La cantante mexicana Thalía prefiere mantener a sus hijos lo más alejados que se pueda del mundo de la farándula

Ante la vorágine mediática que desatan las estrellas existen pocas opciones. Algunos apuestan por sensibilizar a sus familias del peso que conlleva la fama, mientras que otros, como la mexicana Thalía, defiende a ultranza el derecho de sus hijos para elegir entre vivir en la luz pública o la difícil discreción a la que se aspira cuando ambos padres son famosos.

Thalía apuesta por lo segundo, por cuidar a sus hijos de un mundo que ella misma considera difícil luego de tres décadas de haberlo recorrido. Lo ha dicho consciente de la problemática vida que pueden tener sus hijos ante el acoso de los fans y de los medios que persiguen a una de las máximas figuras de la farándula en Latinoamérica.

Cantante, escritora, empresaria o locutora, Thalía ha sabido adaptarse como madre a las demandas de su trabajo y sus polifacéticas labores. Reconoció que ha cambiado su rutina, siempre pensando en proteger la familia que ha criado al lado del empresario Tommy Mottola, con quien ha procreado a sus hijos Sabrina Sakaë y Matthew Alejandro.

“Me encanta porque mis hijos saben que tengo momentos de trabajo y los respetan. En cuanto a involucrarlos por completo en mi mundo, no lo hago, porque creo mucho en la privacidad de ellos.

Cuando crezcan y decidan si quieren ser públicos, salir a la luz, será su elección, pero no comulgo con la idea de presentarlos, de exponerlos a mi mundo. Desde ahora es muy difícil para los niños, van a la escuela y empiezan los comentarios, así que prefiero mantenerlos inocentes lo más que se pueda”, aseguró la cantante con Excélsior durante una entrevista telefónica desde Nueva York.

Durante la charla, Thalía, que participó en el grupo Timbiriche, reconoció que sus primeros años como mamá fueron los más sencillos. Ella, alejada de las giras internacionales, era capaz de cuidar la mayor parte del tiempo a sus hijos, pero ahora que ha vuelto a los escenarios, y que ha mantenido sus otras actividades a la par ha tenido que lucir sus mejores atributos al momento de organizar su agenda.

La clave la ha encontrado en delegar responsabilidades y en confiar en aquellos que la rodean, en su marido y en su equipo.

“Creo mucho en el trabajo en equipo. Uno tiene sus sueños y sus ilusiones, sus talentos, estilo o carisma, pero necesitas rodearte de un grupo que crea en tus sueños, que te acompañe, que te ayude a crecer, a abrir las alas para volar más alto y eso lo aplico en mis dos mundos, el profesional y el familiar.

“Cuando tengo mucho trabajo estoy tranquila porque sé que en casa Tommy se queda con los niños; cuando él trabaja me quedo yo con ellos y así los cuidamos, cubrimos el lugar del otro para que no se sienta un vacío”, explicó la intérprete, que también ha protagonizado telenovelas comoMarimar, María la del barrio María Mercedes, entre otras.

Apoyada en esa noción cooperativa, Thalía se siente con la capacidad de asegurar que hasta ahora nunca ha pensado en sacrificar su carrera por su rol maternal.

“Cuando tengo que estar con los chicos, mi equipo de trabajo me cubre las espaldas luchando por mejores oportunidades y por más crecimiento en todas las ramas de mi carrera; con mi show radial, como actriz, empresaria, escritora o como cantante. Creo que puedo compaginar todo”, aseveró.

Es precisamente con su faceta musical con la que Thalía vuelve a estar en la luz pública. El próximo lanzamiento de Viva Tour en Vivo, editado en formato CD y DVD, traerá a sus fans la posibilidad de revivir los conciertos que dio en el Auditorio Nacional.

“Estoy muy emocionada porque fue un tour que empezó en las ciudades más importantes de Estados Unidos y que finalizó en el Auditorio Nacional, así que toda la experiencia de documentar la gira de principio a fin es emotiva”, dijo la cantante, quien compartió el escenario con artistas como Erik Rubín, Jesús Navarro, Leonel García, María José, Yuri y Samo.

“Con todos compartí magia, creamos música e hicimos vibrar a la gente, el Auditorio tembló con esa magia indiscutible que tiene. Aun ahora me eriza el cabello recordarlo porque fue espectacular.

Fue un cúmulo de sensaciones, fue llorar, reír, cantar, de todo”, explicó la cantante, quien, además, vivió su primera gira internacional al lado de sus hijos.

“Fue mi primera experiencia en tour con mis dos hijos. Lo había hecho sola antes y era diferente porque cuando acababa el concierto me iba con los músicos y mi equipo a cenar hasta las tres o cuatro de la mañana y nos levantábamos tarde.

Ahora tenía que levantarme a las 5 de la mañana porque los niños estaban despiertos y había que estar con ellos, pero fue maravilloso compartir esta experiencia”, indicó la versátil artista quien también se ha estrenado como escritora de literatura infantil con Chupi, el Binky que regresó a su hogar.

El libro, ya a la venta, cuenta con ilustraciones de Ana Martín Larrañaga, inspiradas en los personajes que la propia Thalía creó y diseñó.

La historia se le ocurrió a la mexicana luego de los problemas que tenía para que Sabrina, su hija, dejara el chupón.

“Fue una historia verídica que me pasó con mi hija Sabrina. Me era imposible quitarle el chupón hasta que en una noche de desesperación se me ocurrió inventarle la historia y de inmediato se sacó el chupón de la boca y en ese momento supe que tenía que compartir el cuento con padres que estén desesperados por lo mismo, para ayudarles con esta experiencia de desprendimiento.”

El proceso de edición del libro, sin embargo, no fue tan sencillo. La propia Thalía reconoció que su nombre —y la experiencia acumulada con tres libros previos publicados— le abrió muchas puertas pero, aseguró, nada de eso garantizaba que el producto final fuera como ello lo imaginaba.

“La clave fueron las ganas y la perseverancia para concretarlo. Me costó dos años y medio para que la gente entendiera la historia. Pienso que en todo ese tiempo mucha gente pudo haber tirado la toalla por creer que no valía la pena pero, al contrario, yo sabía que había que picar piedra porque debajo de ese último golpe va a salir el petróleo. En perseverar está el éxito”, comentó.

Sobre su programa de radio, otra de sus facetas, aseguró que ha disfrutado la oportunidad de dar voz a buena parte de la comunidad mexicana que vive en EU.

“Hablo de mucha problemática de mis hermanos mexicanos; de lo que viven con la migración, la educación de sus hijos, la deportación, temas familiares o de finanzas. Son cosas que a mí me preocupan y qué padre que podamos tocar con especialistas y ayudar a la gente. Es lo más bello de un artista, poder tocar a la gente en otros aspectos más allá de su arte”, concluyó.

http://www.excelsior.com.mx/funcion/2013/11/09/927718

Posted on November 9, 2013, in Articles. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: